Utiliza el universo para generar motivación y atracción

Inicio / Motivación / Utiliza el universo para generar motivación y atracción

El universo es capaz de hacernos y deshacernos, todo depende de cómo queremos usarlo, porque es posible “conspirar” con él para ponerlo a nuestro favor.

Los principales pilares de la ley de atracción están basado en el poder de nuestra mente y cómo se fusionan con el universo para conseguir lo que queremos.

Desde su confuso origen, con escritores como James Allen y Wallace Delois Wattles, ambos coinciden en temas de autoayuda y el nuevo pensamientos, siendo capaces de demostrar que la mente es la más importante herramienta que tiene el hombre.

El mal uso de la misma puede ser autodestructiva, sin embargo, cuando se vuelve una aliada puede hacerte rico.

Esta ley está presente en cada persona, no es algo se decide si tomar o no, ya que todos hacemos y cada acción tiene consecuencias, aunque quien está consciente de las bondades de esta ley, puede actuar con mayor fe, estando seguro de lo que pedirá llegará en el mejor momento.

¿Existe la ciencia para hacerse rico?

Según Wattles sí, en su obra más célebre titulada “La ciencia de hacerse rico”, libro que además fue inspiración para Rhonda Byrne al escribir “El Secreto”, se explica los procesos para superar las barreras mentales para así conseguir la riqueza.

En un libro un poco ambicioso, Wattles explica que el hombre vive para satisfacer el cuerpo, la mente y el alma, y al querer satisfacerlos de manera separada en un concepto errado.

El autor invita en cada página a ser rico, defendiendo que no hay ningún problema en querer tener dinero, ya que éste puede suplir necesidades materiales que enriquecen el cuerpo y el alma.

El escritor explica que la única regla para hacerse rico es “hacer las cosas de cierto modo”, con esto hace referencia al pensamiento del hombre, el cual es capaz de planificar y atraer la riqueza sin necesidad de hacer uso de herramientas más que el universo.

Entonces…¿qué debo hacer para ser más rico?

Sencillo, cambiar el chip y comenzar a pensar en grande, en primer lugar mentaliza lo que quieres, ten fe, recibe, agradece y retribuye.

  • Mentalizar: Visualiza claramente lo que deseas siendo lo más objetivo y claro posible.
  • Fe: Cree plenamente en que ello será tuyo, sin colocar restricciones.
  • Recibe: Aprovecha las oportunidades que se te presentan y obten lo que pediste.
  • Agradece: Siempre se agradecido y humilde ante las riquezas que te lleguen.
  • Retribuye: Así como el universo te recompensa al pedir, tambien lo hace cuando ayudas, es necesario retribuir lo recibido ayudando a algún necesitado.

En segundo lugar, mantente siempre positivo.

  • Reemplaza el no por el sí, siempre siendo consecuente a la situación.
  • Busca cosas que te gusten a tu alrededor en lugar de ver lo que no te gusta.
  • Evita hablar de manera negativa, recuerda que por muy mal que sea tu situación o la de tu país en general, siempre hay oportunidades y posibilidades de ser mejor persona y profesional, tú eres único.
  • Sé ambicioso y pide al universo lo que realmente te mereces, recuerda que somos más valiosos que todo el oro del mundo por lo que merecemos lo mejor para poder ayudar al prójimo.
  • Sonríe siempre, cuando lo hacer liberas cargas y te sientes pleno.
  • Motiva a quien está a tu lado a ser tan grande como él quiera serlo.

Por último y no menos importante, invierte y negocia para continuar creciendo económicamente.

  • Ten valor para hacer cambios que mejoren tu estabilidad.
  • Planifica tus finanzas personales.
  • Date los placeres que desees, cuando gastas e inviertes sin pensar en el costo el universo te devuelve las riquezas nuevamente.
  • Deja de preocuparte por lo número y pon más atención a realizar un trabajo de calidad, de esta forma estarás enfocado realmente en lo que vale la pena.
  • Dispón de 10% de tus ingresos a algún bien social, 10% al ahorro y otro 10% a la inversión.

Recuerda que el pensamiento es la herramienta que necesitamos para ser ricos y viene por defecto con nosotros, así que no tienes excusas para emprender y ser cada día más próspero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: